NIC 41 Agricultura / RT 22

NIC 41 Agriculture – RT 22

NIC 41

Esta Norma Internacional de Contabilidad fue aprobada, por el Consejo del IASC, en diciembre de 2000, y tiene vigencia para los estados financieros que abarquen ejercicios cuyo comienzo sea a partir del 1 de enero de 2003.

El objetivo de esta Norma es prescribir el tratamiento contable, la presentación en los estados financieros y la información a revelar en relación con la actividad agrícola.

La NIC 41 establece el tratamiento contable, la presentación en los estados financieros y la información a revelar relacionados con la actividad agrícola.

La actividad agrícola es la gestión, por parte de una empresa, de la transformación biológica de animales vivos o plantas (activos biológicos) ya sea para su venta, para generar productos agrícolas o para obtener activos biológicos adicionales.

La NIC 41 establece, entre otras cosas, el tratamiento contable de los activos biológicos a lo largo del período de crecimiento, degradación, producción y procreación, así como la valoración inicial de los productos agrícolas en el punto de su cosecha o recolección. También exige la valoración de estos activos biológicos, según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, a partir del reconocimiento inicial tras la obtención de la cosecha, salvo cuando este valor razonable no pueda ser determinado de forma fiable al proceder a su reconocimiento inicial. Sin embargo, la NIC 41 no se ocupa del procesamiento de los productos agrícolas tras la recolección de la cosecha; por ejemplo no trata del procesamiento de las uvas para obtener vino, ni el de la lana para obtener hilo.

Se presume que el valor razonable de los activos biológicos puede determinarse de forma fiable. No obstante, esta presunción puede ser rechazada, en el momento del reconocimiento inicial, solamente en el caso de los activos biológicos para los que no estén disponibles precios o valores fijados por el mercado, siempre que para los mismos se haya determinado claramente que no son fiables otras estimaciones alternativas del valor razonable. En tal caso, la NIC 41 exige que la empresa valore estos activos biológicos según su coste menos la amortización acumulada y las pérdidas acumuladas por deterioro del valor. Una vez que el valor razonable de tales activos pueda valorarse con fiabilidad, la empresa debe valorarlos según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta. En todos los casos, en el punto de cosecha o recolección, la empresa debe valorar los productos agrícolas según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta.

La NIC 41 exige que los cambios en el valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, de los activos biológicos, sean incluidos como parte de la ganancia o pérdida neta del ejercicio en que tales cambios tienen lugar. En la actividad agrícola, el cambio en los atributos físicos de un animal o una planta vivos aumenta o disminuye directamente los beneficios económicos para la empresa. En el modelo de contabilidad de costes históricos basado en las transacciones realizadas, una empresa que tenga una plantación forestal puede no contabilizar renta alguna hasta la primera cosecha o recolección y posterior venta del producto, tal vez 30 años después del momento de la plantación. Al contrario, el modelo contable que reconoce y valora el crecimiento biológico utilizando valores razonables corrientes, informa de los cambios del valor razonable a lo largo del ejercicio que transcurre desde la plantación hasta la recolección.

La NIC 41 no establece principios nuevos para los terrenos relacionados con la actividad agrícola. En lugar de ello, la empresa habrá de seguir lo dispuesto en la NIC 16, Inmovilizado Material, o la NIC 40, Inmuebles de Inversión, dependiendo de qué norma sea más adecuada según las circunstancias. La NIC 16 exige que los terrenos sean valorados o bien según su coste menos las pérdidas por deterioro del valor acumuladas, o bien por su importe revalorizado. La NIC 40 exige que los terrenos, que sean inmuebles de inversión, sean valorados según su valor razonable, o según su coste menos las pérdidas por deterioro del valor acumuladas. Los activos biológicos que estén físicamente adheridos al terreno (por ejemplo, los árboles en una plantación forestal) se valoran, separados del terreno, según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta

La NIC 41 exige que las subvenciones oficiales incondicionales de las Administraciones Públicas relacionadas con un activo biológico, valorado según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, sean reconocidas como ingresos cuando, y sólo cuando, tales subvenciones se conviertan en exigibles. Si la subvención oficial es condicional, lo que incluye las situaciones en las que las Administraciones Públicas exigen que la empresa no realice determinadas actividades agrícolas, la empresa debe reconocer la subvención como ingreso cuando, y sólo cuando, se hayan cumplido las condiciones fijadas por las Administraciones Públicas. Si la subvención oficial se relaciona con activos biológicos valorados según su coste menos la depreciación acumulada y las pérdidas por deterioro del valor acumuladas, se aplicará la NIC 20, Contabilización de las Subvenciones Oficiales e Información a Revelar sobre Ayudas Públicas.

 

Esta Norma debe aplicarse para la contabilización de lo siguiente, siempre que se encuentre relacionado con la actividad agrícola:

(a) activos biológicos;

(b) productos agrícolas en el punto de su cosecha o recolección; y

(c) subvenciones oficiales comprendidas en los párrafos 34 y 35.

 

Esta Norma no es de aplicación a:

(a) los terrenos relacionados con la actividad agrícola (véase la NIC 16 Inmovilizado material, así como la NIC 40 Inversiones inmobiliarias); y

(b) los activos inmateriales relacionados con la actividad agrícola (véase la NIC 38 Activos intangibles).

Esta Norma se aplica a los productos agrícolas, que son los productos obtenidos de los activos biológicos de la empresa, pero sólo en el punto de su cosecha o recolección. A partir de entonces será de aplicación la NIC 2, Existencias, u otras Normas Internacionales de Contabilidad relacionadas con los productos obtenidos. De acuerdo con ello, esta Norma no trata del procesamiento de los productos agrícolas tras la cosecha o recolección; por ejemplo, el que tiene lugar con las uvas para su transformación en vino por parte del viticultor que las ha cultivado. Aunque tal procesamiento pueda constituir una extensión lógica y natural de la actividad agrícola y los eventos que tienen lugar guardan alguna similitud con la transformación biológica, tales procesamientos no están incluidos en la definición de actividad agrícola empleada en esta Norma.

 

Los siguientes términos se usan, en la presente Norma, con el significado que a continuación se especifica:

Actividad agrícola es la gestión, por parte de una empresa, de las transformaciones de carácter biológico realizadas con los activos biológicos, ya sea para destinarlos a la venta, para dar lugar a productos agrícolas o para convertirlos en otros activos biológicos diferentes.

Producto agrícola es el producto ya recolectado, procedente de los activos biológicos de la empresa.

Un activo biológico es un animal vivo o una planta.

La transformación biológica comprende los procesos de crecimiento, degradación, producción y procreación que son la causa de los cambios cualitativos o cuantitativos en los activos biológicos.

Un grupo de activos biológicos es una agrupación de animales vivos o de plantas que sean similares.

La cosecha o recolección es la separación del producto del activo biológico del que procede o bien el cese de los procesos vitales de un activo biológico.

 

La actividad agrícola abarca una gama de actividades diversas: por ejemplo el engorde del ganado, la silvicultura, los cultivos de plantas anuales o perennes, el cultivo en huertos y plantaciones, la floricultura y la acuicultura (incluyendo las piscifactorías). Entre esta diversidad se pueden encontrar ciertas características comunes:

(a) Capacidad de cambio. Tanto las plantas como los animales vivos son capaces de experimentar transformaciones biológicas;

(b) Gestión del cambio. La gerencia facilita las transformaciones biológicas promoviendo o al menos estabilizando, las condiciones necesarias para que el proceso tenga lugar (por ejemplo, niveles de nutrición, humedad, temperatura, fertilidad y luminosidad). Tal gestión distingue a la actividad agrícola de otras actividades. Por ejemplo, no constituye actividad agrícola la cosecha o recolección de recursos no gestionados previamente (tales como la pesca en el océano y la tala de bosques naturales); y

(c) Valoración del cambio. Tanto el cambio cualitativo (por ejemplo adecuación genética, densidad, maduración, cobertura grasa, contenido proteínico y fortaleza de la fibra) como el cuantitativo (por ejemplo, número de crías, peso, metros cúbicos, longitud o diámetro de la fibra y número de brotes) conseguido por la transformación biológica, es objeto de valoración y control como una función rutinaria de la gerencia.

 

La transformación biológica da lugar a los siguientes tipos de resultados:

(a) cambios en los activos, a través de (i) crecimiento (un incremento en la cantidad o una mejora en la calidad de cierto animal o planta); (ii) degradación (un decremento en la cantidad o un deterioro en la calidad del animal o planta), o bien (iii) procreación (obtención de plantas o animales vivos adicionales); o bien

(b) obtención de productos agrícolas, tal como el látex, la hoja de té, la lana y la leche.

 

Los siguientes términos se usan, en la presente Norma, con el significado que a continuación se especifica:

Un mercado activo es un mercado en el que se dan todas las condiciones siguientes:

(a) los bienes o servicios intercambiados en el mercado son homogéneos;

(b) se pueden encontrar en todo momento compradores o vendedores para un determinado bien o servicio, y

(c) los precios están disponibles para el público.

Importe en libros es el importe por el que se reconoce un activo en el balance.

Valor razonable es la cantidad por la cual puede ser intercambiado un activo o liquidado un pasivo, entre partes interesadas y debidamente informadas, que realizan una transacción libre.

Subvenciones oficiales son las definidas en la NIC 20 Contabilización de las subvenciones oficiales e información a revelar sobre ayudas públicas.

El valor razonable de un activo se basa en su ubicación y condición, referidas al momento actual. Como consecuencia de ello, por ejemplo, el valor razonable del ganado vacuno en una granja es el precio del mismo en el mercado correspondiente, menos el coste del transporte y otros costes de llevar las reses a ese mercado.

Reconocimiento y valoración

 

La empresa debe proceder a reconocer un activo biológico o un producto agrícola cuando, y sólo cuando:

(a) la empresa controla el activo como resultado de sucesos pasados;

(b) es probable que fluyan a la empresa beneficios económicos futuros asociados con el activo; y

(c) el valor razonable o el coste del activo puedan ser valorados de forma fiable.

En la actividad agrícola, el control puede ponerse en evidencia mediante, por ejemplo, la propiedad legal del ganado vacuno y el marcado con hierro o por otro medio de las reses en el momento de la adquisición, el nacimiento o el destete. Los beneficios futuros se evalúan, normalmente, por la valoración de los atributos físicos significativos.

Un activo biológico debe ser valorado, tanto en el momento de su reconocimiento inicial como en la fecha de cada balance, según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, excepto en el caso, descrito en el párrafo 30, de que el valor razonable no pueda ser determinado con fiabilidad.

Los productos agrícolas cosechados o recolectados de los activos biológicos de una empresa deben ser valorados, en el punto de cosecha o recolección, según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta. Tal valoración es el coste en esa fecha, cuando se aplique la NIC 2 Existencias, u otra Norma Internacional de Contabilidad que sea de aplicación.

Los costes en el punto de venta incluyen las comisiones a los intermediarios y comerciantes, los cargos que correspondan a las agencias reguladoras y a las bolsas o mercados organizados de productos, así como los impuestos y gravámenes que recaen sobre las transferencias. En los costes en el punto de venta se excluyen los transportes y otros costes necesarios para llevar los activos al mercado.

La determinación del valor razonable de un activo biológico, o de un producto agrícola, puede verse facilitada al agrupar los activos biológicos o los productos agrícolas de acuerdo con sus atributos más significativos, como por ejemplo, la edad o la calidad. La empresa seleccionará los atributos que se correspondan con los usados en el mercado como base para la fijación de los precios.

A menudo, las empresas realizan contratos para vender sus activos biológicos o productos agrícolas en una fecha futura. Los precios de estos contratos no son necesariamente relevantes a la hora de determinar el valor razonable, puesto que este tipo de valor pretende reflejar el mercado corriente, en el que un comprador y un vendedor que lo desearan podrían acordar una transacción. Como consecuencia de lo anterior, no se ajustará el valor razonable de un activo biológico ni de un producto agrícola, como resultado de la existencia de un contrato del tipo descrito. En algunos casos, el contrato para la venta de un activo biológico, o de un producto agrícola, puede ser un contrato oneroso, según se ha definido en la NIC 37 Provisiones, activos contingentes y pasivos contingentes. La citada NIC 37 será de aplicación para los contratos onerosos.

Si existiera un mercado activo para un determinado activo biológico o para un producto agrícola, el precio de cotización en tal mercado será la base adecuada para la determinación del valor razonable del activo en cuestión. Si la empresa tuviera acceso a diferentes mercados activos, usará el más relevante. Por ejemplo, si la empresa tiene acceso a dos mercados activos diferentes, usará el precio existente en el mercado en el que espera operar.

 

Si no existiera un mercado activo, la empresa utilizará uno o más de los siguientes datos para determinar el valor razonable, siempre que estuviesen disponibles:

(a) el precio de la transacción más reciente en el mercado, suponiendo que no ha habido un cambio significativo en las circunstancias económicas entre la fecha de la transacción y la del balance;

(b) los precios de mercado de activos similares, ajustados de manera que reflejen las diferencias existentes; y

(c) las referencias del sector, tales como el valor de los cultivos de un huerto expresado en función de la superficie en fanegas o hectáreas; o de la producción en términos de envases estándar para exportación u otra unidad de capacidad; o el valor del ganado expresado en kilogramo de carne.

En algunos casos, las fuentes de información enumeradas en la lista del párrafo 18 pueden llevar a diferentes conclusiones sobre el valor razonable de un activo biológico o de un producto agrícola. La empresa tendrá que considerar las razones de tales diferencias, a fin de llegar a la estimación más fiable del valor razonable, dentro de un rango relativamente estrecho de estimaciones razonables.

En algunas circunstancias, pueden no estar disponibles precios, determinados por el mercado, para un activo biológico en su condición actual. En tales casos, la empresa utilizará, para determinar el valor razonable, el valor actual de los flujos netos de efectivo esperados del activo, descontados a un tipo antes de impuestos definido por el mercado.

El objetivo del cálculo del valor actual de los flujos netos de efectivo esperados es determinar el valor razonable del activo biológico en su ubicación y condición actuales. La empresa considerará esto al determinar tanto los flujos de efectivo estimados, como el tipo de descuento adecuado que vaya a utilizar. La condición actual de un activo biológico excluye cualquier incremento en el valor por causa de su transformación biológica adicional, así como por actividades futuras de la empresa, tales como las relacionadas con la mejora de la transformación biológica futura, con la cosecha o recolección, o con la venta.

La empresa no incluirá flujos de efectivo destinados a la financiación de los activos, ni flujos por impuestos o para restablecer los activos biológicos tras la cosecha o recolección (por ejemplo, los costes de replantar los árboles en una plantación forestal después de la tala de los mismos).

Al acordar el precio de una transacción libre, los vendedores y compradores debidamente informados que quieran realizarla, consideran la posibilidad de variación de los flujos de efectivo. De ello se desprende que el valor razonable refleja la posibilidad de que se produzcan tales variaciones. De acuerdo con esto, laempresa incorpora las expectativas de posibles variaciones en los flujos de efectivo sobre los propios flujos de efectivo esperados, sobre los tipos de descuento o sobre alguna combinación de ambos. Al determinar el tipo de descuento, la empresa aplicará hipótesis coherentes con las que ha empleado en la estimación de los flujos de efectivo esperados con el fin de evitar el efecto de que algunas hipótesis se tengan en cuenta por duplicado o se ignoren.

 

Los costes pueden, en ocasiones, ser aproximaciones del valor razonable, en particular cuando:

(a) haya tenido lugar poca transformación biológica desde que se incurrieron en los primeros costes (por ejemplo, para semillas de árboles frutales plantadas inmediatamente antes de la fecha del balance); o

(b) no se espera que sea importante el impacto de la transformación biológica en el precio (por ejemplo, para las fases iniciales de crecimiento de los pinos en una plantación con un ciclo de producción de 30 años).

Los activos biológicos están, a menudo, físicamente adheridos a la tierra (por ejemplo los árboles de una plantación forestal). Pudiera no existir un mercado separado para los activos plantados en la tierra, pero haber un mercado activo para activos combinados, esto es, para el paquete compuesto por los activos biológicos, los terrenos no preparados y las mejoras efectuadas en dichos terrenos. Al determinar el valor razonable de los activos biológicos, la empresa puede usar la información relativa a este tipo de activos combinados. Por ejemplo, se puede llegar al valor razonable de los activos biológicos restando del valor razonable que corresponda a los activos combinados, el valor razonable de los terrenos sin preparar y de las mejoras efectuadas en dichos terrenos.

 

Ganancias y pérdidas

Las ganancias o pérdidas surgidas por causa del reconocimiento inicial de un activo biológico según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, así como las surgidas por todos los cambios sucesivos en el valor razonable menos los costes estimados en el punto de su venta, deben incluirse en la ganancia o pérdida neta del ejercicio contable en que aparezcan.

Puede aparecer una pérdida, tras el reconocimiento inicial de un activo biológico, por ejemplo a causa de la necesidad de deducir los costes estimados en el punto de venta, al determinar el importe del valor razonable menos estos costes para el activo en cuestión. Puede aparecer una ganancia, tras el reconocimiento inicial de un activo biológico, por ejemplo, a causa del nacimiento de un becerro.

Las ganancias o pérdidas surgidas por el reconocimiento inicial de un producto agrícola, que se contabiliza según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, deben incluirse en la ganancia o pérdida neta del ejercicio en el que éstas aparezcan.

Puede aparecer una ganancia o una pérdida, tras el reconocimiento inicial del producto agrícola, por ejemplo, como consecuencia de la cosecha o recolección.

 

Imposibilidad de determinar de forma fiable el valor razonable

Se presume que el valor razonable de un activo biológico puede determinarse de forma fiable. No obstante, esta presunción puede ser refutada solamente en el momento del reconocimiento inicial, de un activo biológico para el que no estén disponibles precios o valores fijados por el mercado, para los cuales se haya determinado claramente que no son fiables otras estimaciones alternativas del valor razonable. En tal caso, estos activos biológicos deben ser valorados según su coste menos la amortización acumulada y cualquier pérdida acumulada por deterioro del valor. Una vez que el valor razonable de tales activos biológicos se pueda determinar con fiabilidad, la empresa debe proceder a valorarlos según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta. Una vez que el activo biológico no corriente cumpla los criterios para ser clasificado como mantenido para la venta (o esté incluido en un grupo enajenable de elementos clasificado como mantenido para la venta) de acuerdo con la NIIF 5 Activos no corrientes mantenidos para la venta y actividades interrumpidas, se presume que el valor razonable puede determinarse de forma fiable.

La presunción del párrafo 30 sólo puede ser rechazada en el momento del reconocimiento inicial. La empresa que hubiera valorado previamente el activo biológico según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, continuará haciéndolo así hasta el momento de la enajenación.

En todos los casos, la empresa valorará el producto agrícola, en el punto de cosecha o recolección, según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta. Esta Norma refleja el punto de vista de que el valor razonable del producto agrícola, en el punto de su cosecha o recolección, puede determinarse siempre de forma fiable.

Al determinar el coste, la depreciación acumulada y las pérdidas acumuladas por deterioro del valor, la empresa aplicará la NIC 2 Existencias, la NIC 16 Inmovilizado material, y la NIC 36 Deterioro del valor de los activos.

 

Subvenciones oficiales

Las subvenciones oficiales incondicionales, relacionadas con un activo biológico que se valora según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, deben ser reconocidas como ingresos cuando, y sólo cuando, tales subvenciones se conviertan en exigibles.

Si la subvención oficial, relacionada con un activo biológico que se valora según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta está condicionada, lo que incluye las situaciones en las que la subvención exige que la empresa no emprenda determinadas actividades agrícolas, la empresa debe reconocer la subvención oficial cuando, y sólo cuando, se hayan cumplido las condiciones ligadas a ella.

Los términos y las condiciones de las subvenciones oficiales pueden ser muy variadas. Por ejemplo, una determinada subvención oficial puede exigir a la empresa trabajar la tierra en una ubicación determinada por espacio de cinco años, de forma que tenga que devolver toda la subvención recibida si trabaja la tierra por un ejercicio inferior a cinco años. En este caso, la subvención oficial no se reconocerá como ingreso hasta que hayan pasado los cinco años. No obstante, si la subvención oficial permitiera retener parte de la subvención a medida que transcurriese el tiempo, la empresa reconocería como ingreso la subvención oficial en proporción al tiempo transcurrido.

Si la subvención oficial se relaciona con un activo biológico, que se valora según su coste menos la depreciación acumulada y las pérdidas por deterioro del valor acumuladas (véase el párrafo 30), resulta de aplicación la NIC 20 Contabilización de las subvenciones oficiales e información a revelar sobre ayudas públicas.

Esta Norma exige un tratamiento diferente del previsto en la NIC 20 si la subvención oficial se relaciona con un activo biológico valorado según su valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, o bien si la subvención exige que la empresa no realice una actividad agrícola específica. La NIC 20 es de aplicación sólo a las subvenciones oficiales relacionadas con los activos biológicos que se valoren según su coste menos la depreciación acumulada y las pérdidas por deterioro del valor acumuladas.

General

La empresa debe revelar la ganancia o pérdida total surgida durante el ejercicio corriente por el reconocimiento inicial de los activos biológicos y los productos agrícolas, así como por los cambios en el valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta de los activos biológicos.

La empresa debe presentar una descripción de cada grupo de activos biológicos.

La revelación exigida en el párrafo 41 puede ser en forma de una descripción narrativa o cuantitativa.

Se aconseja a las empresas presentar una descripción cuantitativa de cada grupo de activos biológicos, distinguiendo, cuando ello resulte adecuado, entre los que se tienen para consumo y los que se tienen para producir frutos, o bien entre los maduros y los que están por madurar. Por ejemplo, la empresa puede revelar el importe en libros de los activos biológicos consumibles y de los que se tienen para producir frutos, por grupo de activos. La empresa puede, además, dividir esos importes en libros entre los activos maduros y los que están por madurar. Tales distinciones suministran información que puede ser de ayuda al evaluar el calendario de los flujos de efectivo futuros. La empresa revelará las bases que haya empleado para hacer tales distinciones.

Son activos biológicos consumibles los que van a ser recolectados como productos agrícolas o vendidos como activos biológicos. Son ejemplos de activos biológicos consumibles las cabezas de ganado de las que se obtiene la carne, o las que se tienen para vender, así como el pescado en las piscifactorías, los cultivos, tales como el maíz o el trigo, y los árboles que se tienen en crecimiento para producir madera. Son activos biológicos para producir frutos todos los que sean distintos a los de tipo consumible; por ejemplo el ganado para la producción de leche, las cepas de vid, los árboles frutales y los árboles de los que se cortan ramas para leña, mientras que el tronco permanece. Los activos biológicos para producir frutos no son productos agrícolas, sino que se regeneran a sí mismos.

Los activos biológicos pueden ser clasificados como maduros o por madurar. Los activos biológicos maduros son aquéllos que han alcanzado las condiciones para su cosecha o recolección (en el caso de activos biológicos consumibles), o son capaces de sostener producción, cosechas o recolecciones de forma regular (en el caso de los activos biológicos para producir frutos).

 

Si no es objeto de revelación en otra parte, dentro de la información publicada con los estados financieros, la empresa debe describir:

(a) la naturaleza de sus actividades relativas a cada grupo de activos biológicos; y

(b) las valoraciones no financieras, o las estimaciones de las mismas, relativas a las cantidades físicas de:

(i) cada grupo de activos biológicos al final del ejercicio ; y

(ii) la producción agrícola del ejercicio .

La empresa debe revelar los métodos y las hipótesis significativas aplicadas en la determinación del valor razonable de cada grupo de productos agrícolas en el punto de cosecha o recolección, así como de cada grupo de activos biológicos.

La empresa debe revelar el valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, de los productos agrícolas cosechados o recolectados durante el ejercicio, determinando el mismo en el punto de recolección.

 

La empresa debe revelar:

(a) la existencia y el importe en libros de los activos biológicos sobre cuya titularidad tenga alguna restricción, así como el importe en libros de los activos biológicos pignorados como garantía de deudas;

(b) la cuantía de los compromisos para desarrollar o adquirir activos biológicos; y

(c) las estrategias de gestión del riesgo financiero relacionado con la actividad agrícola.

La entidad presentará una conciliación de los cambios en el importe en libros de los activos biológicos entre el comienzo y el final del ejercicio corriente. No se exige dar información comparativa. La conciliación debe incluir:

 

(a) la ganancia o pérdida surgida de cambios en el valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta;

(b) los incrementos debidos a compras;

(c) las disminuciones debidas a ventas y los activos biológicos clasificados como mantenidos para la venta (o incluidos en un grupo enajenable de elementos clasificado como mantenido para la venta) de acuerdo con la NIIF 5;

(d) los decrementos debidos a la cosecha o recolección;

(e) los incrementos que procedan de combinaciones de negocios;

(f) diferencias netas de cambio derivadas de la conversión de los estados financieros a una moneda de presentación diferente, así como las que se derivan de la conversión de un negocio en el extranjero a la moneda de presentación de la entidad que informa; y

(g) otros cambios.

El valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, para los activos biológicos, puede variar por causa de cambios físicos, así como por causa de cambios en los precios de mercado. La revelación por separado de los cambios físicos y de los cambios en los precios, es útil en la evaluación del rendimiento del ejercicio corriente y al hacer proyecciones futuras, en particular cuando el ciclo productivo se extiende más allá de un año. En tales casos, se aconseja a la empresa que revele, por grupos o de otra manera, la cuantía del cambio en el valor razonable menos los costes estimados en el punto de venta, que se ha incluido en la ganancia o la pérdida neta del ejercicio y que es debido tanto a los cambios físicos como a los cambios en los precios. Esta información es, por lo general, menos útil cuando el ciclo de producción es menor de un año (por ejemplo, cuando la actividad consiste en el engorde de pollos o el cultivo de cereales).

La transformación biológica produce una variedad de cambios de tipo físico – crecimiento, degradación, producción y procreación – , cada uno de las cuales es observable y valorable. Cada uno de esos cambios físicos tiene una relación directa con los beneficios económicos futuros. El cambio en el valor razonable de un activo biológico debido a la cosecha o recolección, es también un cambio de tipo físico.

La actividad agrícola a menudo está expuesta a riesgos naturales como los que tienen relación con el clima o las enfermedades. Si se produjese un evento de este tipo, que diese lugar a una partida de gastos o ingresos con importancia relativa, se revelará la naturaleza y la cuantía de la misma, de acuerdo con lo establecido en la NIC 1 Presentación de estados financieros. Entre los ejemplos de los eventos citados están la declaración de una enfermedad virulenta, las inundaciones, las sequías o las heladas importantes y las plagas de insectos.

Esta Norma Internacional de Contabilidad tendrá vigencia para los estados financieros anuales que abarquen ejercicios que comiencen a partir del 1 de enero de 2003. Se aconseja su aplicación anticipada. Si una empresa aplica esta Norma en ejercicios que comiencen antes del 1 de enero de 2003, debe revelar este hecho.

RESOLUCIÓN TÉCNICA 22 – SÍNTESIS DE LA NORMA

 

Objetivo:  Define criterios de exposición y medición para rubros específicos de la actividad agropecuaria .

 

 

Definición de actividad agropecuaria:  Consiste en producir bienes económicos a partir de la combinación del esfuerzo del hombre y la naturaleza, para favorecer la actividad biológica de plantas y animales, incluyendo su reproducción, mejoramiento y/o crecimiento.

 

 

Alcance de la norma:

 

Incluye  

·         Activos biológicos

·         Productos agropecuarios

·         Resultados de la producción agropecuaria

 

No incluye:

·         Los rubros que no tienen desarrollo biológico (ej. La tierra)

·         El tratamiento del procesamiento de productos agropecuarios posteriores a su obtención (ej. Uvas para obtener vinos)

 

 

Ámbito de aplicación:  Para todos los entes que desarrollen actividad agropecuaria.

 

 

Definiciones:

 

TRANSFORMACIÓN BIOLÓGICA:  Produce cambios cuantitativos y cualitativos en los Activos Biológicos: crecimiento, deterioro, producción y procreación.

 

ACTIVOS BIOLÓGICOS (animales y vegetales):

 

·         En desarrollo

 

·         Etapa inicial: desde la preparación hasta la primera valuación

·         Etapa siguiente a la inicial: desde la primera valuación hasta la producción

 

·         En producción: en condiciones de producir frutos

 

·         Terminados

 

 

 

PRODUCTOS AGROPECUARIOS

 

·         Fruto de un activo biológico

·         Cesación de su proceso vital

 

MERCADO ACTIVO: Deben cumplirse las siguientes condiciones:

 

·         Se comercializan productos homogéneos

·         Existen compradores y vendedores

·         Precios de las transacciones conocidos

 

 

Reconocimiento: Se deben reconocer la existencia de activos biológicos o productos agropecuarios siempre que el reconocimiento y la medición de los mismos cumplan con los requisitos de confiabilidad y credibilidad (RT 16, Sección 5 y RT 17, Sección 2.1)

 

 

Medición:

 

BIENES DESTINADOS A LA VENTA

 

·         Si existe un mercado activo: a VNR (RT 17 – S 4.3.2)

·         Si no existe un mercado activo en su condición actual pero sí existe para cuando complete el proceso:

·         Etapa inicial: a costo de reposición (sucedáneo costo histórico)

·         Posterior a la etapa inicial: Valor actual menos flujo de fondos a percibir, de lo que resultaría valor actual neto (sucedáneo costo de reposición y costo histórico respectivamente)

·         Si no existe un mercado activo en su condición actual ni para cuando complete el proceso: a costo de reposición (sucedáneo costo histórico)

 

BIENES NO DESTINADOS A LA VENTA (Se utilizan como factor de producción)

 

Si existe un mercado activo:

 

En su condición actual (no corresponde depreciación): a costo de reposición

Al inicio de su etapa de producción: a costo de reposición menos depreciaciones acumuladas.

 

Si no existe un mercado activo:

 

Desde la preparación hasta el inicio de la producción: a costo de reposición (sucedáneo costo histórico)

Desde el inicio de la producción hasta obtener una producción en volúmenes y calidad comercial: costo de reposición menos ingresos por productos obtenidos (sucedáneo costo histórico)

Desde el punto anterior hasta el fin del desarrollo biológico: costo de reposición más costo de mantenimiento menos ingresos por productos obtenidos menos depreciaciones acumuladas (sucedáneo costo histórico)

Desde el punto anterior hasta el fin de su vida útil: idem punto anterior (más o menos) cambios de precio menos depreciaciones acumuladas (sucedáneo costo histórico).

 

DEPRECIACIONES:

Se calculará a partir de que el bien comience la etapa de producción de la siguiente forma:

Valor original menos valor residual estimado al final de su vida útil, dividido por la producción total (desde el inicio hasta el final de su vida útil), multiplicado por la producción obtenida hasta su fecha de cierre.

Si no se pudiera aplicar este método, se podrá utilizar otro alternativo que satisfaga los requisitos de la información contable según la RT 16- Sección 3.

 

 

ACTIVOS BIOLÓGICOS CON PROCESOS PRODUCTIVOS CONTINUOS (ganadería):

 

Su medición será a fecha de cierre (es más representativo): a valor de la producción a costo de reposición o VNR.

 

 

Exposición:

 

En el Estado de Situación Patrimonial:

 

·         En el cuerpo del Estado “deberá” discriminarse a los Activos Biológicos en Corrientes y No Corrientes

 

·         En la Información Complementaria:

Activos Biológicos: como Bienes de cambio o Bienes de Uso, en función del grado de desarrollo, se especifica: a) En desarrollo; b) En producción y c) Terminados

“Deberán” aclararse también los criterios de valuación y las causas por la cual se utilizan las opciones de medición alternativas.

 

En el Estado de Resultados:

 

·         En el cuerpo del Estado:

Reconocimiento de Ingresos por producción: son los ingresos generados por el crecimiento vegetativo (cuantitativos o cualitativos) como consecuencia del proceso biológico. Es una variación patrimonial no vinculada con costos incurridos.

Resultado de la producción agropecuaria: se incluye en el cuerpo del Estado de Resultados en un rubro específico, teniendo en cuenta que:

Cuando la actividad agropecuaria es la principal: es el primer rubro

Cuando la actividad agropecuaria es secundaria: se ubica entre el “costo de bienes vendidos y servicios prestados” y el “resultado por valuación de bienes de cambio a VNR”

 

·         En información complementaria “deberá”:

Aclararse cómo se obtuvieron los valores.

Agregar anexo con gastos incurridos clasificados por su naturaleza y función.

Aclaración del método de depreciación.

 

 

 

Esencialmente, como expone el texto normativo, la actividad de la empresa agropecuaria

consiste en producir bienes económicos, a partir de la combinación de la naturaleza

y el esfuerzo del hombre, tendiente a favorecer la reproducción, el mejoramiento

y el crecimiento de plantas y animales.

Es decir que la actividad productiva que lleva a cabo la empresa agropecuaria es

la que toma significación para la determinación de su resultado económico, más allá del

momento de la venta de los bienes producidos, toda vez que la comercialización de los

mismos, requiere en pocas oportunidades de un esfuerzo significativo de venta.

El fundamento del concepto “producción” –expone la RT22- es que se trata de

una variación patrimonial no vinculada directamente con los costos incurridos, sino que

la inversión en estos, desencadena un proceso de acrecentamiento que, en el curso normal

de los negocios es irreversible, no siendo por lo tanto el costo incurrido representativo

del valor del bien (el subrayado y negrita es nuestro).

Este reconocimiento del resultado por producir es de una trascendencia relevante

para la contabilidad, porque a nuestro juicio representa un muy fuerte acercamiento

de las normas contables –al menos en este aspecto de los ingresos- a la cabal interpretación

y representación de los hechos económicos que se originan en el sector, como es

la creación de riqueza y exteriorización de resultados independientemente del momento

en que se realizan las transacciones con terceros.

 

Durante muchos años, nuestros informes contables consideraron que los bienes

fungibles del sector agropecuario, con mercado transparente y en la medida en que su

comercialización no precisaba de un significativo esfuerzo de venta , podían ser valuados

a Valores Netos de Realización (valor corriente de salida). Sin embargo la estructura

del estado de resultado no consideraba de manera adecuada las características distintivas

y particulares del sector, dado que la ecuación de ventas menos costo de ventas,

como exposición del resultado, no exteriorizaba debidamente el principal hecho generador

de riqueza en la actividad agropecuaria: la producción.

 

Sobre la base del marco conceptual de las normas contables establecidos por la

Resolución Técnica nº 162, la norma dirigida al sector agropecuario propone el reconocimiento

del resultado por producir como un hecho independiente del momento de las

transacciones con terceros, determinando que las empresas con actividad principal agropecuaria

deben exponer en el estado de resultado el valor de la producción menos los

costos de la misma.

En efecto, dicho marco conceptual de las normas contables nacionales, cuando

define a los ingresos expresa en el punto 4.2.2. que los mismos también pueden resultar

de actividades internas, como el crecimiento natural o inducido de determinados activos

en una explotación agropecuaria, lo que equivale a reconocer el crecimiento vegetativo,

denominado en la actividad “producción”, como un hecho generador autónomo

de resultados.

 

Los autores expresaban que “determinar el resultado en dependencia exclusiva

de la función ventas, es ignorar la existencia de otra función, tanto o más importante,

como es la de producción” Al momento de la venta solo se establece con terceros una

relación de tipo jurídico, que cambia la naturaleza del activo de la empresa, dado que

se transforman de bienes en stock, o en existencia, en dinero o en un crédito exteriorizado

en una cuenta por cobrar.

De esta forma, la actividad de producción se convierte en una fuente de resultados

con identidad propia y así debe ser reflejado en el ámbito de información gerencial

en la empresa, mostrando la utilidad o la pérdida generada en el proceso productivo,

con independencia de la comercialización del producto, que –como veremos- también

 

 

genera resultados autónomos

 

2. La R.T.22 y el Resultado por Producción

La Resolución Técnica 22 en este tema que nos ocupa, el concepto de producción

es tratado en el último párrafo del punto 5 de la norma y nuevamente en el 8.2.1 (Reconocimiento

de Ingresos por producción en el Estado de Resultados) de se define el concepto y se especifica la ubicación del resultado neto por producción

(ya deducido los costos) de acuerdo a la actividad predominante del ente respecto del

conjunto de las restantes. Si la actividad agropecuaria es la principal, el resultado debe

exponerse como primer rubro del estado de resultados y en caso contrario corresponde

ser ubicado entre el costo de los bienes vendidos y servicios prestados y el resultado por

valuación de bienes de cambio a su valor neto de realización. Los siguientes cuadros

aclaran con un ejemplo lo expuesto:

 

Grafico

 

Sin embargo la norma contable no especifica un método para el cálculo del resultado

por producción. Al respecto uno de los antecedentes de la nueva resolución, el

Informe 19 de la F.A.C.P.C.E.5, propone la siguiente ecuación básica que permite medir

la Producción en términos físicos para cada actividad del sector agropecuario:

Ventas y Salidas ( – ) Compras y Entradas ( + ) Diferencias de Inventario (Existencia

Final ( – ) Existencia Inicial)

Sobre la base de esta ecuación en parámetros físicos, se puede medir en valores

monetarios la producción al momento de su ocurrencia (por ejemplo al levantar una cosecha),

al momento de cierre de un determinado período (por ejemplo a valores de fecha

de cierre de un ejercicio anual) o periódicamente cuando el proceso de producción

es continuo, en el sentido de generar incrementos periódicos y sucesivos susceptibles de

ser cuantificados en su ocurrencia (por ejemplo cuando se hace un seguimiento del crecimiento

en kilos de un animal).

 

Como el costo incurrido no es representativo de este crecimiento vegetativo, es

necesario cuantificar el proceso de desarrollo a través de valores corrientes de salida que

la norma contable propone utilizar solamente para los bienes que integran el rubro bienes

de cambio, adoptando el Valor Neto de Realización6 (V.N.R.) que define la R.T. nº 17,

en la medida que el bien tenga un mercado activo.

 

¿Cómo define la norma el concepto de mercado activo, condición para que sea

aplicable el V.N.R.?. ¿Cómo se compatibiliza esta propuesta de la resolución técnica con

los informes de la contabilidad de gestión de una empresa agropecuaria?

La R.T.22 no define concretamente el concepto de mercado activo, sino que se limita

a señalar los requisitos y condiciones que debe reunir para ser considerado de esa forma.

Este tema se encuentra desarrollado en el octavo párrafo del punto 5 del texto

normativo destinado a precisar conceptos utilizados en la Resolución y taxativamente

enumera las siguientes condiciones:

a) Los productos que se comercializan en él deben ser homogéneos, es decir relativos

al mismo género y entendido como animales o plantas que tienen caracteres

comunes.

b) Deben existir compradores y vendedores en cantidad suficiente en forma habitual,

es decir que deben existir transacciones en la fecha o fechas cercanas

a la de las mediciones contables. Esto excluye mercados monopólicos u oligopólicos

que pueden distorsionar la formación de precios o concentren operaciones

solo en determinadas épocas del año. En general los mercados agropecuarios

no tienen estas características, dado que en la mayoría de los casos –al

menos para las actividades tradicionales- se comportan en condiciones de

competencia perfecta.

c) Los precios de las transacciones deben ser conocidos por los entes que operan

en dichos mercados. Transparencia de precios que también es otra característica

de los bienes a los que hacíamos mención en el punto anterior.

 

En principio, la ausencia de alguna de estas condiciones limita la aplicación de un

valor corriente de salida para valuar los bienes de cambio con desarrollo biológico; aunque

luego en otro punto (el 7.1.3) cuando los bienes a medir no tengan un mercado activo

en su condición actual ni tampoco exista para un bien similar con un estado o proceso

más avanzado o completado, se admite que la empresa los aplique si los puede

obtener de otra fuente confiable y en caso contrario indica su medición al costo.

En consecuencia, el único caso en que expresamente la norma contable hace referencia

a la utilización exclusiva del Valor Neto de Realización es con los bienes que tienen

un mercado activo en su condición actual y los mismos sean destinados a la venta

en el curso normal de la actividad.

 

Solo extiende esta posibilidad a los bienes destinados a ser utilizados como un

factor de la producción, cuando los activos biológicos sean bienes similares entre sí y no

resulte posible o razonablemente factible su separación en bienes de cambio o de uso

en virtud de su destino.

En los restantes casos -ausencia de un mercado activo o destino del bien para ser

utilizado como un factor de la producción- la norma establece la utilización de un valor

corriente de entrada y en última instancia el costo histórico, criterios que resumimos en

el siguiente cuadro:

Valores corrientes de entrada Costo de Reposición Directo de un Bien Similar

Costo de Reposición de los factores de la producción

Valores históricos de entrada Costo Histórico

292

¿Qué consecuencias trae adoptar estos criterios alternativos de medición al costo?:

No se reconoce adecuadamente el crecimiento biológico y por lo tanto la información

que proporcionan se aleja de la utilidad necesaria para los informes de gestión.

La empresa agropecuaria debe procurar siempre la obtención y utilización de un

valor corriente de salida a los fines de acercarse objetivamente a la realidad económica

de los hechos generadores de riqueza, tanto en la etapa de finalización del ciclo biológico

como en su desarrollo, tanto si destina el bien biológico a ser comercializado (terneros,

novillos, aves, cerdos, cereales, oleaginosas, frutas, hortalizas, etc.) como si su utilización

se pone al servicio de generar nuevos productos como factores de la producción

(vacas de cría, de tambo, reproductores machos,

 

Curiosamente la norma internacional NIC 41 que en el resumen del trabajo mencionamos

como antecedente inmediato de la resolución técnica nacional, no hace esta

dualidad de criterio y pone de relieve el concepto de valores corrientes de salida para la

medición de todos los bienes agropecuarios, dado que prioriza la utilización del “fair

value” (o valor corriente), abandonando la tradicional concepción de valuación al costo

sostenida durante muchos años por la doctrina contable de los países centrales, alternativa

que la misma norma limita y restringe ante su eventual utilización alternativa del

criterio principal.

Estamos convencidos que la única excepción admisible para que no se utilicen valores

corrientes de salida es que el crecimiento del bien sea tan escaso y tan poco relevante8

que no resulte posible aplicar otro criterio razonable que no sea el de cuantificar

los costos incurridos a sus valores de reposición, situación muy específica que debe ser

expuesta junto con los informes de gestión con la debida aclaración de su limitación implícita:

no se mide el desarrollo biológico del bien valuado.

 

3. Una alternativa de Valores Corrientes de Salida

La norma contable admite la utilización de un valor neto descontado del flujo

neto de fondos a percibir cuando los bienes destinados a la venta se encuentran luego

de una etapa inicial de su desarrollo biológico y no tienen un mercado activo en esa situación,

pero sí existe para similares bienes con un proceso de desarrollo más avanzado

o completado8.

Bosques explotables, plantaciones forestales, sementeras en crecimiento, árboles

frutales con anterioridad al inicio de su ciclo de producción, alguna especie animal en

desarrollo que no tenga en ese estadio un mercado formador de precios, pueden ser incluidos

en este punto.

Interpretamos que para el analista de gestión resulta necesario apoyar la estimación

técnica del grado de desarrollo y crecimiento del bien biológico en la opinión de

un ingeniero agrónomo, forestal, profesional del área o institución técnica con conoci

 

 

6. Conclusiones

La Resolución Técnica nº 22 de la F.A.C.P.C.E. viene a cubrir una necesidad para las empresas

agropecuarias dado que tiene en consideración las características distintivas y esenciales de

este sector de la economía a los fines de la elaboración de informes contables destinados a terceros.

Es tal vez la norma que en su propuesta sustancial, el reconocimiento de un resultado

por producción, acerca la denominada contabilidad financiera o patrimonial a la cabal interpretación

de los hechos económicos, tal como propugnan los informes de gestión.

Las diferencias de criterios alternativos de medición según el destino de los bienes, conspira

con esa interpretación, pero el contenido de la norma contable también propone herramientas

de valuación que consideramos útiles para la gestión de las empresas agropecuarias.

Sobre la base de las mismas, elaboramos una construcción metodológica que puede ser

de utilidad para medir los bienes en proceso de desarrollo biológico a valores corrientes de salida

y que considera los factores de riesgo implícitos en la evolución de su crecimiento.

Por último, la consideración de dichos valores corrientes de salida para la medición de

la totalidad de los bienes agropecuarios, focaliza las alternativas de utilización de los modelos de

costeo completo o variable al verdadero fin y sentido de nuestra disciplina: la asignación de costos

al producto o a la actividad y la adecuada exposición en los informes de gestió

 

 

Las Normas Internacionales sobre Información Financiera (IFRS), anteriormente denominadas Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), son emitidas por el International Accounting Standards Board, cuyo objetivo es desarrollar una normativa contable que sea aplicable de manera uniforme en todo el mundo.

La profesión argentina se encuentra atravesando una etapa de adecuación de nuestra normativa contable a los lineamientos de las IFRS.

En el marco de este proceso de adaptación, se emitieron las siguientes Resoluciones Técnicas:

·                     RT 16 “Marco conceptual de las normas contables profesionales”

·                     RT 17 “Desarrollo de cuestiones de aplicación general”

·                     RT 18 “Desarrollo de cuestiones de aplicación particular”

·                     RT 19 “Modificaciones a las RT 4, 5, 6, 8, 9, 11 y 14”

·                     RT 20 “Instrumentos derivados y operaciones de cobertura”

·                     RT 21 “Valor patrimonial proporcional – Consolidación de estados contables

 

– Información a exponer sobre partes relacionadas”

·                     RT 22 “Normas Contables profesionales: Actividad agropecuaria” y

·                     RT 23 “Beneficios a empleados posteriores a la terminación de la
         relación laboral y otros beneficios a largo plazo”

Estas RTs sufrieron un largo proceso de discusión entre los distintos organismos profesionales del país. Finalmente, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, cada uno por su lado, introdujeron modificaciones al texto original.

Se inició posteriormente un proceso de “Unificación de normas contables en todo el país” entre ambas entidades, que finalmente dieron lugar a un Texto Ordenado único.

 

International Financial Reporting Standards

 

NIC 29

NIC 1

NIC 8

NIC 1º

NIC34

IFRS 5

NIC 7

NIC 14 (NIIF 8)

NIC 33

 

NIIF (IFRS) Normas Internacionales de Información Financiera

 

Preparación de Estados Financieros

 

Organismos Internacionales

 

I.A.S.B

IFRIC

CONSEJO ASESOR CINIIF.- Comité de Interpretación de las Normas Internacionales de Información Financiera

 

Estructura de las IFRS

 

Norma: IFRS

Emisor: IASB

 

Norma: IFRIC

Emisor:IASB IFRIC

 

IAS

IASC

 

SIC: Comité de Interpretaciones de las Normas Internacionales de Contabilidad

IASC Comité Interpretaciones

 

Desde el 2009 se pueden adoptar las internacionales

 

En aquellos paises que no tienen una estructura normativa propia, ya las adoptaron.

Argentina fue adaptando sus normas a las Internacionales.

La UE las adoptó como obligatorias para las empresas que hacen oferta publica.

 

NORMAS INTERNACIONALES CONTABILIDAD

NIC 1 Presentación de estados financieros

NIC 2 Existencias

NIC 7 Estado de flujos de efectivo

NIC 8 Políticas contables, cambios en las estimaciones contables y errores

NIC 10 Hechos posteriores a la fecha del balance

NIC 11 Contratos de construcción

NIC 12 Impuesto sobre las ganancias

NIC 14 Información financiera por segmentos

NIC 16 Inmovilizado material

NIC 17 Arrendamientos

NIC 18 Ingresos ordinarios

NIC 19 Retribuciones a los empleados

NIC 20 Contabilización de las subvenciones oficiales e información a revelar sobre ayudas públicas

NIC 21 Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera

NIC 23 Costes por intereses

NIC 24 Información a revelar sobre partes vinculadas

NIC 26 Contabilización e información financiera sobre planes de prestaciones por retiro

NIC 27 Estados financieros consolidados y separados

NIC 28 Inversiones en entidades asociadas

NIC 29 Información financiera en economías hiperinflacionarias

NIC 31 Participaciones en negocios conjuntos

NIC 32 Instrumentos financieros: Presentación e información a revelar

NIC 33 Ganancias por acción

NIC 34 Información financiera intermedia

NIC 36 Deterioro del valor de los activos

NIC 37 Provisiones, activos contingentes y pasivos contingentes

NIC 38 Activos intangibles

NIC 39 Instrumentos financieros: Reconocimiento y valoración

NIC 40 Inversiones inmobiliarias

NIC 41 Agricultura

 

El proceso de globalización de la economía ha impuesto a las empresas, entre otras necesidades, la de lograr un alto grado de comparabilidad de la información financiera en el ámbito internacional. La armonización en esta materia, junto con mayores niveles de transparencia, constituye un instrumento imprescindible para lograr una mayor calidad en la información financiera disponible para los distintos usuarios y grupos interesados, y para una toma de decisiones más fundamentada por parte de los inversores, en beneficio de un funcionamiento más eficiente de los mercados.

Las NIIF ó Normas Internacionales de Información Financiera son elaboradas desde 1973 por el IASC (Comité de Normas Internacionales de Contabilidad) posterior IASB desde 2001 (Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad) en aras a desarrollar normativa clara y de fácil aplicación en lo referente a las normas de valoración aplicables a cuentas anuales y consolidadas de determinadas formas sociales, bancos y otras entidades financieras. Las NIC - Normas Internacionales de Contabilidad , son en definitiva un conjunto de normas que establecen la información que debe presentarse y cómo ha de presentarse en los estados financieros y contables.

Hay dos grandes organismos emisores de normas: 

1. IASB (www.iasb.org) redacta las normas IFRS que rigen para la 
Comunidad Europea. Antes se llamaba IASC y emitió las IAS que el IASB 
adoptó. 

2. FASB (www.fasb.org) redacta las normas FAS que rigen en EEUU, para 
nosotros mas conocidas como USGAAP. 

Ambos organismos tienen distintas comisiones, comités, etc. 
Tienen un proyecto en común de armonización de normas, deben tender a la 
convergencia de las mismas, para crear un único cuerpo normativo uniforme. 

Las últimas modificaciones a nuestras normas se alinean con esta idea de 
armonización, pero todavía hay temas en los que no se han puesto de acuerdo, 
y entonces tenés que analizar el tratamiento que le dan las RT, las US GAAP 
o las IFRS. 

Por que se dá este problema? 

Supongamos el caso de una empresa argentina (emite su balance según las 
RT), pero la holding está radicada en Europa, entonces hay que “convertir” 
el balance a IFRS, y como la holding cotiza en la bolsa de valores de NY, la 
SEC (el equivalente en USA a nuestra CNV) le exige que presente una nota de 
reconciliación de normas, que muestre cual sería su patrimonio y sus 
resultados de haber aplicado US GAAP. 

Actualmente, la SEC está evaluando, si dejará de exigirle la reconciliación IFRS-USGAAP a las empresas registradas extranjeras, no USA. 

La mayor cantidad de info sobre normas internacionales está en inglés, 
tambien hay info en castellano, y ahí se arma lío porque traducen el nombre 
de las normas, por eso me parece útil esta tablita de equivalencias: 

Cuando hablamos de IFRS nos estamos refiriendo a IAS + IFRS + SIC + 
IFRIC 

• IAS (International Accounting Standards) = NIC (Normas 
Internacionales de Contabilidad) 

• IFRS (International Financial Reporting Standards) = NIIF (Normas 
Internacionales de Información Financiera) 

• SIC (Standards Interpretation Committee) = Comité de 
Interpretaciones de las IAS 

• IFRIC (International Financial Reporting Interpretation Committee) = 
CINIIF (Comite de Interpretacion de las Normas Internacionales de 
Informacion Financiera) 

Por que tanto lío de nombres? 

Porque desde 1973 hasta el 2000, quien emitía las normas IAS era el IASC 
(International Accounting Standard Committee o Comité de Normas 
Internacionales de Contabilidad) y existía el SIC, Comité de Interpretación 
de las IAS que emitía las SIC. 

En el 2001, (te resumo: tras una reestructuración), el IASC cambia de 
nombre y pasa a llamarse IASB, adopta todas las IAS y las SIC existentes. 

En el 2002, el SIC pasa a llamarse IFRIC. 

En el 2003 se publica la primer IFRS y la primera interpretación IFRIC. 

Resumiendo, cuando hablamos de IFRS consideramos el siguiente conjunto de 
normas: 

IAS 
(1,2,7,8,10,11,12,14,16,17,18,19,20,21,23,24,26,27,28,29,30,31,32,33,34 
,36,37,38,39, 40,41) 

SIC 
(7,10,12,13,15,21,25,27,29,31,32) 

IFRS 
(1,2,3,4,5,6,7) 

IFRIC 
1,2,4,5,6,7) 

 

 

(SIC 1) Uniformidad – Diferentes Fórmulas de Cálculo del Costo de los Inventarios

(SIC 2) Uniformidad – Capitalización de los Costos por Intereses

(SIC 3) Eliminación de Pérdidas y Ganancias no Realizadas en Transacciones con Asociadas

(SIC 5) Clasificación de Instrumentos Financieros – Cláusulas de Pago Contingentes

Ejemplos de Sucesos Futuros Inciertos

(SIC 6) Costos de Modificación de los Programas Informáticos Existentes

(SIC 7) Introducción del Euro

(SIC 8) Aplicación, por primera vez, de las NIC como Base de Contabilización

(SIC 9) Combinaciones de Negocios – Clasificación como Adquisiciones o como Unificación de Intereses

(SIC 10) Ayudas Gubernamentales – Sin Relación Específica con Actividades de Operación

(SIC 11) Variaciones de Cambio en Moneda Extranjera – Capitalización de Pérdidas Derivadas de Devaluaciones Muy Importantes

(SIC 12) Consolidación – Entidades con Cometido Especial

Indicadores de Control sobre una ECE

(SIC 13) Entidades Controladas Conjuntamente – Aportaciones no Monetarias de los Participantes

(SIC 14) Indemnizaciones por Deterioro del Valor de las Partidas

(SIC 15) Arrendamientos Operativos – Incentivos

(SIC 16) Capital en Acciones – Recompra de Instrumentos de Capital Emitidos por la Empresa (Acciones propias en Cartera)

Glosario de términos

 

 

 

 

Rubros Minimos en el Balance:

 

Propiedades plantas y equipos

Propiedades de inversion

 

Activos Intangibles

Activos Financieros

 

Activos Biologicos

Inventarios

 

Deudores comerciales

Efectivo y otros equivalentes

 

Acreedores comerciales

Provisiones

 

Pasivos Financieros

A y P por impuesto Corriente

 

A y P por impuesto Diferido

Intereses minoritarios en el PN

 

Capital Emitido

Reservas

 

FEDERACION ARGENTINA DE CONSEJOS PROFESIONALES
DE CIENCIAS ECONOMICAS

CENTRO DE ESTUDIOS CIENTIFICOS Y TECNICOS (CECYT)

RESOLUCION TECNICA N° 22

 

NORMAS CONTABLES PROFESIONALES: ACTIVIDAD AGROPECUARIA 

 

PRIMERA PARTE

Visto:

El proyecto de resolución técnica sobre ‘‘Normas Contables profesionales: Actividad agropecuaria”, elevado por el Centro de Estudios Científicos y Técnicos (CECYT) de esta Federación, y

Considerando:

a) Que las atribuciones de los Consejos Profesionales de Ciencias Económicas incluyen el dictado de normas de ejercicio profesional;

b) que dichos Consejos han encargado a esta Federación la elaboración de proyectos de normas técnicas para su posterior aprobación y puesta en vigencia dentro de sus respectivas jurisdicciones;

c) que la profesión contable argentina considera necesario elaborar un juego de normas contables profesionales armonizadas con las normas internacionales de contabilidad propuestas por el International Accounting Standard Board (IASB, Junta de Normas Contables Internacionales), dentro del marco conceptual de las normas contables profesionales aprobado por esta Federación mediante su Resolución Técnica N°16;

d) que esta Resolución Técnica sobre “Normas Contables profesionales: Actividad agropecuaria”, apunta al objetivo referido en el párrafo anterior, pues ha tenido en cuenta lo establecido en la Norma Internacional de Contabilidad N° 41, la que corroboró los conceptos generales expuestos en el Informe 19 del Área Contabilidad del CECyT;

e) que esta Resolución Técnica ha sido sometida a consulta pública siguiendo los procedimientos reglamentarios fijados y en dicha consulta se recibieron numerosas opiniones que contribuyeron a mejorar el producto que se ha presentado;

f) que esta Resolución Técnica está de acuerdo con el “Marco conceptual de las normas contables profesionales” aprobado por la Resolución Técnica N° 16;

g) que los Consejos Profesionales han coordinado sus esfuerzos para tener un juego único de normas en el país, y esta Resolución Técnica continúa cumpliendo con ese objetivo.

Por ello:

LA JUNTA DE GOBIERNO DE LA FEDERACION ARGENTINA DE CONSEJOS PROFESIONALES DE CIENCIAS ECONOMICAS

Resuelve:

Artículo 1º – Aprobar las normas enunciadas en la segunda parte de esta Resolución, correspondientes a “Normas Contables profesionales: Actividad agropecuaria”.

Artículo 2° – Reemplazar los textos de las secciones de la Resolución Técnica N° 17 por los que se indican a continuación:

  1. Inciso f) de la Sección 4.1. (Criterios generales)Bienes de Uso y otros activos no destinados a la venta, excepto los correspondientes a Activos Biológicos: a su costo histórico (en su caso menos depreciaciones). Los Activos Biológicos deben valuarse de acuerdo con los criterios establecidos por la Resolución Técnica N° 22 (Normas Contables Profesionales: Actividad Agropecuaria);
  2. Inciso b) de la sección 4.3.1 (Pautas básicas): en el caso contrario, se utilizará el valor neto de realización proporcionado según el grado de avance de la producción o construcción del bien y del correspondiente proceso de generación de resultados, excepto para los Activos Biológicos, los que deben valuarse de acuerdo con los criterios establecidos por la Resolución Técnica N° 22 (Normas Contables Profesionales: Actividad Agropecuaria);
  3. Primer párrafo de la sección 5.5.3 (Bienes de cambio en producción o construcción mediante un proceso prolongado): La medición contable de estos activos, con excepción de los activos biológicos, se efectuará a su valor neto de realización proporcionado de acuerdo con el grado de avance de la producción o construcción y del correspondiente proceso de generación de resultados, cuando…
  4. Sección 5.5.4 (Bienes de cambio en general)Para los restantes bienes de cambio, con excepción de los activos biológicos,  se tomará su costo de reposición a la fecha de los estados contables. Si la obtención de éste fuera imposible o impracticable, se usará el costo original.

La medición contable de los Activos Biológicos, debe efectuarse de acuerdo con los criterios establecidos por la Resolución Técnica N° 22 (Normas Contables Profesionales: Actividad Agropecuaria).

Si los costos estuvieran expresados en moneda extranjera sus importes se convertirán a moneda argentina utilizando el tipo de cambio del momento de la medición.

  1. Título de la sección 5.11.1 (Bienes de uso y bienes destinados a alquiler): Bienes de uso y bienes destinados a alquiler, excepto activos biológicos.

Artículo 3° Adicionar los siguientes párrafos o secciones en la Resolución Técnica N° 17:

  1. Adicionar un último párrafo en la sección 5.5.3 (Bienes de cambio en producción o construcción mediante un proceso prolongado)La medición contable de los Activos Biológicos, debe efectuarse de acuerdo con los criterios establecidos por la Resolución Técnica N° 22 (Normas Contables Profesionales: Actividad Agropecuaria);
  2. Adicionar la sección 5.11.3. Activos Biológicos. Su medición contable se efectuará de acuerdo con los criterios establecidos por la Resolución Técnica N° 22 (Normas Contables Profesionales: Actividad Agropecuaria).

Artículo 4º – Encomendar al CECyT la actualización del Texto Ordenado de las Normas Contables, incluyendo las modificaciones establecidas por esta Resolución.

Artículo 5º - Recomendar a los Consejos Profesionales adheridos a esta Federación:

  1. el tratamiento de esta Resolución Técnica de acuerdo con lo comprometido en el Acta de Catamarca firmada en la Junta de Gobierno del 27 de setiembre de 2002;
  2. vigencia para los estados contables anuales o períodos intermedios correspondiente a los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2005;
  3. la difusión de esta Resolución Técnica entre sus matriculados y los organismos de control, educativos y empresarios de sus respectivas jurisdicciones.

Artículo 6° - Invitar al Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la adopción de esta Resolución Técnica en su jurisdicción, para contribuir con el proceso de obtención de un juego de normas contables únicas en el país.

Artículo 7º - Registrar esta Resolución Técnica en el libro de resoluciones, publicarla en el Boletín Oficial de la República Argentina y comunicarla a los Consejos Profesionales y a los organismos nacionales e internacionales pertinentes.

 


RESOLUCIÓN TÉCNICA N° 22

 


NORMAS CONTABLES PROFESIONALES: ACTIVIDAD AGROPECUARIA

 

Segunda Parte

 

1.  Objetivo

La presente norma tiene como objetivo definir los criterios de medición y pautas de exposición aplicables a los rubros específicos de la actividad agropecuaria.

2.  Actividad agropecuaria

La actividad agropecuaria consiste en producir bienes económicos a partir de la combinación del esfuerzo del hombre y la naturaleza, para favorecer la actividad biológica de plantas y animales incluyendo su reproducción, mejoramiento y/o crecimiento.

3.  Alcance

Las normas contenidas en esta Resolución Técnica se aplican en la medición y exposición de los siguientes rubros:

a)      Activos biológicos;

b)      productos agropecuarios hasta su disposición o utilización como insumo de otro proceso productivo no susceptible de crecimiento vegetativo;

c)      resultados atribuidos a la producción agropecuaria.

Esta resolución técnica no incluye el tratamiento de otros rubros que hacen a la producción agropecuaria, pero que no tienen o no tuvieron desarrollo biológico, tales como la tierra agropecuaria. A estos rubros le son aplicables las restantes normas contables profesionales que fueren pertinentes.

No obstante, si  el factor de producción tierra afectada a uso agropecuario, disminuyera sus condiciones productivas precedentes, como consecuencia de su utilización en la actividad agropecuaria, deberá considerarse como un activo sujeto a depreciación, deduciendo de su medición la estimación del valor del deterioro e imputando el mismo como un costo atribuible a la producción agropecuaria en el correspondiente período contable.                   

Esta Resolución Técnica no incluye el tratamiento del procesamiento de los productos agropecuarios posteriores a su obtención (por ejemplo: el procesamiento de uvas para la obtención de vinos y mostos, etc.).

4. Ámbito de aplicación

Las normas contenidas en esta Resolución Técnica son aplicables a todos los entes que desarrollan actividad agropecuaria, incluyendo aquellos que producen bienes con crecimiento ve getativo aplicando tecnologías que hacen un uso menor o nulo de la tierra.

 

5.  Definiciones

Los vocablos y expresiones utilizados en esta Resolución Técnica tienen los significados que se indican a continuación:

Transformación biológica: comprende los procesos de crecimiento, deterioro, producción y procreación que produce cambios cualitativos y/o cuantitativos en los activos biológicos.

Activos biológicos: están compuestos por los vegetales y animales vivientes utilizados en la actividad agropecuaria. Pueden estar en crecimiento, en producción o  terminados.

Activos biológicos en desarrollo: son aquellos que no han completado aún su proceso de desarrollo hasta el nivel de poder ser considerados como “en producción”, (por ejemplo: árboles frutales, bosques, terneros, alevines, sementeras, frutas inmaduras, etc., cuyo proceso biológico de crecimiento no ha concluido, aunque se puedan obtener del mismo bienes secundarios comercializables).

Activos biológicos en producción: son aquellos cuyo proceso de desarrollo les permite estar en condiciones de producir sus frutos (por ejemplo: animales y plantas destinadas a funciones reproductivas, árboles frutales y florales en producción, vacas lecheras, ovejas que producen lana,  etc.).

Activos biológicos terminados: son aquellos que han concluido su proceso de desarrollo y se encuentran en condiciones de ser vendidos, transformados en productos agropecuarios o utilizados en otros procesos productivos (por ejemplo: novillos terminados, frutos maduros, bosques aptos para la tala, etc.).

Obtención de productos agropecuarios: es la separación de los frutos de un activo biológico o la cesación de su proceso vital. En las distintas actividades agropecuarias adopta el nombre específico de cosecha, ordeñe, esquila, tala, recolección, etc.

Productos agropecuarios: es el producido de la acción descripta en el punto anterior (por ejemplo: cereales cosechados, leche, lana, madera, frutos cosechados, etc.).

Mercado activo: para ser considerado activo a efecto de esta resolución técnica, un mercado debe cumplir con las siguientes condiciones:

i)        Los productos que se comercializan en él deben ser homogéneos;

ii)       deben existir compradores y vendedores en cantidad suficiente en forma habitual, es decir que deben existir transacciones en la fecha o fechas cercanas a la de las mediciones contables; y

iii)     los precios de las transacciones deben ser conocidos por los entes que operan en dichos mercados.

Etapa inicial de desarrollo biológico: es la etapa que abarca desde:

a. las tareas preparatorias previas al desarrollo biológico propiamente dicho, hasta

b. el momento en que razonablemente pueda efectuarse una medición confiable y verificable de dicho desarrollo utilizando estimaciones técnicas adecuadas, y que esta medición sea superior al valor de los costos necesarios para obtenerlo.    

Etapa siguiente a la inicial de desarrollo biológico: abarca desde el momento en que razonablemente pueda efectuarse una medición confiable y verificable de dicho desarrollo utilizando estimaciones técnicas adecuadas.

Producción: es el incremento de valor por cambios cuantitativos o cualitativos -volumen físico y/o calidad- en los bienes con crecimiento vegetativo, como consecuencia de sus procesos biológicos.

6.  Reconocimiento

Los entes descriptos en la sección 4 de esta resolución técnica, deben reconocer la existencia de un activo biológico o de un producto agropecuario sólo cuando se hayan satisfecho los requisitos exigidos por la sección 5(Reconocimiento y medición de los elementos de los estados contables) de la Resolución Técnica N° 16 (Marco conceptual de las normas contables profesionales) y específicamente por la sección 2.1 (Reconocimiento) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.  Medición

Para la medición contable de los activos biológicos y los productos agropecuarios deben emplearse los siguientes criterios:

7.1.  Bienes destinados a la venta en el curso normal de la actividad

7.1.1.  Bienes para los que existe un mercado activo en su condición actual

Su medición contable se efectuará a su valor neto de realización determinado de acuerdo con la sección 4.3.2(Determinación de valores netos de realización) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.1.2. Bienes para los que no existe un mercado activo en su condición actual pero existe para similares bienes con un proceso de desarrollo más avanzado o completado

7.1.2.1. Bienes que se encuentren en la etapa inicial de su desarrollo biológico

Los bienes que se encuentren en la etapa inicial de su desarrollo biológico se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3(Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17(Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general). El término costosa se utiliza en esta norma en el sentido de la no satisfacción del equilibrio entre costos y beneficios en los términos de la sección 3.2.2 (Equilibrio entre costos y beneficios) de la Resolución Técnica N° 16 (Marco Conceptual de las Normas Contables Profesionales).

7.1.2.2. Bienes que se encuentren después de la etapa inicial de su desarrollo biológico

Los bienes que se encuentren a posteriori de la etapa inicial,  se medirán al valor neto descontado del flujo neto de fondos a percibir siempre que los siguientes elementos a considerar para la determinación del referido flujo puedan estimarse en forma confiable y verificable:

(1)    Precio de venta esperado. En aquellos casos en donde el ente no comercialice los activos biológicos que produce en dicha condición sino que los reemplace por una proporción de los productos que se obtienen a través de un proceso industrial, normalmente denominado “maquila” deberá utilizar como base para la medición del ingreso esperado el valor neto a obtener de la realización del producto a recibir;

(2)    costos y gastos adicionales hasta la venta que no se hayan devengado aún en el período;

(3)    momentos de los flujos monetarios, tanto de los ingresos como de las erogaciones;

(4)    riesgos asociados con la culminación del proceso de desarrollo necesario para poder ser comercializados en un mercado activo. Este concepto incluirá tanto los riesgos de precios, los de desarrollo biológico futuro, los climáticos, así como los derivados de plagas o elementos similares. Será un elemento esencial en la evaluación del riesgo asociado al desarrollo biológico futuro, el grado de desarrollo actual en relación con el necesario para ser comercializado en un mercado activo. La introducción del concepto de riesgos asociados a cada uno de los elementos que se utilizan para la medición, se logra de la manera más adecuada cuando se utiliza el promedio ponderado que surge de computar cada una de las alternativas posibles de magnitudes a alcanzar por la probabilidad de que dicha magnitud se verifique, todo ello medido de acuerdo con la información disponible a la fecha de la medición contable. Para aquellos procesos de muy largo plazo (varios años) los riesgos asociados a la futura obtención generalmente son demasiado elevados en los primeros años de vida del activo biológico por lo que no resulta en dicho caso procedente su valuación al valor neto del flujo futuro de fondos;

(5)    tasa de descuento que refleje las evaluaciones que el mercado hace del valor tiempo del dinero y que no considere el efecto del impuesto a las ganancias, es decir debe utilizarse una tasa libre de riesgos debido a que la consideración de los mismos ya se encuentran incluidos en el punto (4) anterior.

Si los requisitos de confiabilidad y verificabilidad de los datos a emplear no pudieran satisfacerse, se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17(Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Cuando el ente incluya entre sus activos biológicos bienes similares entre sí, algunos de los cuales estén destinados a la venta en el curso habitual de los negocios y otros destinados a ser utilizados como factores de la producción en el curso normal de la actividad y no resulte posible o razonablemente factible su separación en virtud de su destino, deberá valuar la totalidad de dichos bienes de acuerdo con las pautas de este punto, es decir como si todo el conjunto de los bienes estuviere destinado a la venta en el curso normal de los negocios.

7.1.3.  Bienes para los que no existe un mercado activo en su condición actual ni en un estado ni con un proceso más avanzado o completado

Si bien no es frecuente que esta condición se verifique en relación con activos biológicos relacionados con la actividad agropecuaria, existen casos en donde la frecuencia de las transacciones son muy bajas, registrándose períodos muy prolongados en los que no se producen transacciones que permitan calificar a dichos mercados como activos.

Si el ente puede obtener valores de mercado en la fecha de la medición contable o en fechas cercanas a ellas y estos valores representan razonablemente los valores a los que pueden ser comercializados sus bienes, deberá utilizar dichos valores como bases para la valuación tanto de la producción como de los bienes en existencia, según corresponda.

En caso contrario, se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17(Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.2. Bienes no destinados a la venta sino a su utilización como factor de la  producción en el curso normal de la actividad

7.2.1.  Bienes para los que existe un mercado activo:

7.2.1.1.   En su condición actual

Se medirán al costo de reposición directo de un bien similar, adquirido a terceros en el mercado habitual donde opera el ente (con prescindencia de si el bien fue adquirido o producido por el ente), determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Se admitirá la determinación del costo de reposición en el mercado de bienes similares, aunque no exista una medición directa del mismo, cuando puedan hacerse estimaciones técnicamente fundadas que permitan aproximar razonablemente dicho valor sobre la base del valor de bienes análogos, aunque de variedades, edades u otras características diferentes

También se admitirá dicha determinación de costo de reposición directo cuando pudiere efectuarse razonablemente sobre la base de la medición de conjuntos en los cuales bienes similares se encuentren incluidos, y de los que pudieran excluirse los restantes bienes que integran el conjunto.

Los bienes que se incluyen en este grupo, no son sujetos a depreciación, ya que la valuación de los mismos considera no sólo la valorización producida por el desarrollo biológico sino también la desvalorización como consecuencia del deterioro biológico u otras causas.

7.2.1.2.   Para bienes similares al inicio de su etapa de producción en volúmenes y calidad comerciales:

Se medirán al costo de reposición directo de un bien similar pero medido en la etapa de inicio de su producción comercial, adquirido a terceros en el mercado habitual donde opera el ente (con prescindencia de si el bien fue adquirido o producido por el ente), determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general) neto de las depreciaciones acumuladas determinadas de acuerdo con los procedimientos que se establecen en el punto 7.2.3. de esta resolución técnica.

7.2.2.  Bienes para los que no existe un mercado activo en su condición actual

Se incluirán dentro de este grupo aquellos bienes para los que no fuere posible, o económicamente factible sin un inapropiado costo o esfuerzo, la determinación de su valor de mercado en forma directa haciendo uso de algunas de las alternativas que se exponen en la sección 7.2.1 de esta resolución técnica.

7.2.2.1. Medición contable desde el inicio de las actividades preparatorias hasta que finaliza el proceso de crecimiento o desarrollo

Se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible, o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.2.2.2. Medición contable desde el inicio de la producción hasta que se logra una producción en volúmenes y calidad comercial

Se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general) menos el importe neto obtenido por la realización de los productos obtenidos.

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible, o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.2.2.3. Medición contable de los valores originales sin depreciación desde que se logra una producción en volúmenes y calidad comercial hasta que finaliza el proceso de desarrollo biológico

Se medirán al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general). A partir del inicio de este período, sólo incluirán los costos atribuibles al mantenimiento del activo biológico en producción. Los restantes costos deben ser asignados a la obtención del activo biológico en desarrollo destinado a la venta (producción).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible, o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.2.2.4. Medición contable de los valores originales sin depreciación desde que finaliza el proceso de desarrollo biológico hasta el fin de la vida útil del bien

Su medición contable se efectuará al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar, determinado de acuerdo con la sección 4.3.3 (Determinación de costos de reposición) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general) acumulado hasta la finalización del proceso de desarrollo biológico. La totalidad de los costos asociados posteriores a dicha fecha deben ser asignados a la obtención del activo biológico en desarrollo destinado a la venta (producción).

Si la obtención del costo de reposición fuera imposible, o muy costosa, se usará como sucedáneo el costo original determinado de acuerdo con la sección 4.2 (Mediciones contables de los costos) de la Resolución Técnica Nº 17 (Normas contables profesionales: Desarrollo de cuestiones de aplicación general).

7.2.3.  Depreciaciones acumuladas

A partir del momento en que el bien comience la etapa de la producción en volúmenes y calidad comercial de activos biológicos valuados de acuerdo con el punto 7.2.2 anterior, se considerará en su medición contable la correspondiente depreciación acumulada que se calculará de la siguiente forma:

(1)    Importe del valor original sin depreciación, menos el valor residual estimado al finalizar la vida útil, dividido por la producción total del bien (producción obtenida más producción esperada hasta el fin de su vida útil) y multiplicado por la producción obtenida hasta la fecha de cierre de la medición contable;

(2)    la variación producida en el período contable se imputará a resultados de acuerdo con:

(a)    la variación atribuida a cambios en la medición residual del bien al inicio del período contable, se imputará a Resultados por tenencia;

(b)    la variación atribuida a los volúmenes de producción obtenida durante el período contable se imputará al costo de producción de los frutos que el bien produce.

Si el ente no pudiere, o no resultare razonable en virtud de las particulares características del bien, efectuar el cálculo de las depreciaciones siguiendo el método descripto en el párrafo anterior, podrá utilizar algún otro método alternativo que resulte razonable aplicar al caso particular y que satisfaga los requisitos de la información contable que establece la sección 3 (Requisitos de la información contenida en los Estados Contables) de la Resolución Técnica N° 16 (Marco conceptual de las Normas Contables Profesionales).

7.3. Activos biológicos con procesos productivos continuos

            La producción generada por estos activos biológicos, podrá ser determinada al momento de su ocurrencia, en forma mensual o por un período mayor, predeterminado y explicitado en la información complementaria.

            Dado que el proceso de generación de resultados por crecimiento o decrecimiento (producción) se produce generalmente en forma continua, su medición periódica resulta más representativa que si se efectúa al cierre del período contable.

            Sin embargo podrá adoptarse este último criterio, -medición al cierre del periodo contable- cuando el proceso de medición pueda resultar imposible o muy costoso, o cuando se considere que no se generarán diferencias sustanciales respecto de su cuantificación periódica.

            Adoptado el criterio de medir la producción al momento de su ocurrencia o periódicamente, la misma deberá ser ajustada en función del crecimiento o decrecimiento ocurrido entre la fecha de su medición y el cierre del período contable.

            En todos los casos, el activo biológico subyacente que le dio origen y sustento deberá ser medido al cierre del período contable.

            Cualquier cambio en los valores del mercado con respecto al valor asignado a la producción será considerado como un resultado de tenencia y expuesto de acuerdo con las pautas de la sección B.10 (Resultados financieros y por tenencia) [J1]del Capítulo IV (Estado de Resultados) de la Resolución Técnica N° 9 (Normas Particulares de Exposición Contable para Entes Comerciales, Industriales y de Servicios).

8.  EXPOSICIÓN

La exposición de los rubros específicos de la actividad agropecuaria se realizará  de acuerdo con las siguientes pautas:

8.1.  Exposición en el Estado de Situación Patrimonial

Activos Biológicos: estos activos se incluirán en la información complementaria en bienes de cambio o bienes de uso, según corresponda, y por separado de los restantes bienes integrantes del rubro. Deberá especificarse además, su composición en las siguientes categorías, en función del grado de desarrollo evidenciado dentro del proceso y considerando las definiciones incluidas en la sección 5 de esta Resolución Técnica:

a. En desarrollo,

b. terminados, y

c. en producción

Dentro de cada una de las categorías descriptas deberá exponerse como activo corriente o no corriente según corresponda, y adicionalmente en la información complementaria la composición en función de la naturaleza de los rubros contenidos en las mismas, así como el grado de incertidumbre asociado al proceso de medición de flujos futuros netos de fondos en los casos de bienes valuados de acuerdo con lo prescripto por la sección 7.1.2.2 de esta resolución técnica.

Cuando el ente hubiere medido los bienes destinados a su utilización como factor de la producción en el curso normal de la actividad, mediante alguno de los criterios que se incluyen en la sección 7.2.2 de esta resolución técnica deberá exponer las causas que no le permitieron la utilización de ninguna de las opciones previstas en la sección 7.2.1 de esta resolución técnica.

También deberá exponer las causas que determinaron la utilización del costo original en lugar del costo de reposición cuando así hubiera ocurrido.

Si el ente hubiere medido sus activos biológicos o la producción de los mismos de acuerdo con lo dispuesto en la sección 7.1.3 de esta resolución técnica, utilizando un valor de un mercado que no satisfaga las condiciones necesarias para ser considerado activo, deberá exponer esta situación, así como una descripción de las limitaciones de dicho mercado para ser considerado como activo.

8.2. Exposición en el Estado de Resultados

8.2.1. Reconocimiento de Ingresos por producción

En los entes dedicados a la actividad agropecuaria el hecho sustancial de generación de sus ingresos es el crecimiento vegetativo, denominado en estas actividades “producción”. La producción, para esta Resolución Técnica, es el incremento de valor por cambios cuantitativos o cualitativos -volumen físico y/o calidad- en los bienes con crecimiento vegetativo, como consecuencia de sus  procesos biológicos.

El fundamento del concepto “producción” es que se trata de una variación patrimonial no vinculada directamente con los costos incurridos, sino que la inversión en éstos desencadena un proceso de acrecentamiento que, en el curso normal de los negocios es irreversible, no siendo por lo tanto el costo incurrido representativo del valor del bien.

Este concepto está reconocido en la sección 4.2.2 (Ingresos, gastos, ganancias y pérdidas) de la Resolución Técnica N° 16 (Marco conceptual de las Normas Contables Profesionales).

8.2.2. Resultado de la producción Agropecuaria

El resultado neto por la producción agropecuaria se incluirá en el cuerpo del estado en un rubro específico, entre el costo de los bienes vendidos y servicios prestados y el resultado por valuación de bienes de cambio a su valor neto de realización. En aquellos entes en que la actividad agropecuaria sea la predominante respecto del conjunto de las restantes actividades, este rubro deberá exponerse como primer rubro del estado de resultados.

El resultado neto estará compuesto por:

a. el valor de los productos agropecuarios obtenidos al momento de dicha obtención (cosecha, tala, recolección, etc.), más

b. la valorización registrada por los activos biológicos durante el período, menos

c. la desvalorización registrada por los activos biológicos durante el período, menos

d. los costos devengados durante el período atribuibles a la transformación biológica de los activos y a su recolección y adecuación hasta que se encuentren en condición de ser vendidos o utilizados en otras etapas del proceso productivo.

En la información complementaria deberá incluirse la composición del cálculo del valor así obtenido. Los costos incluidos en el cálculo –si corresponde- se referenciarán con el cuadro anexo que refleje la información de los gastos clasificados por su naturaleza y por su función. Los costos devengados correspondientes a los productos agropecuarios obtenidos detallados en el punto a. anterior, si son calculados al costo de reposición a dicha fecha, permiten determinar los resultados de tenencia generados por los activos representados por dichos costos aplicados, desde la fecha de adquisición por el ente hasta la fecha de la obtención de los productos agropecuarios.

Si dichos costos devengados son determinados sobre la base de los costos históricos correspondientes, dicho resultado de tenencia quedará incluido en el resultado neto por la producción agropecuaria. 

Los resultados generados por el cambio de valor de los productos agropecuarios con posterioridad al momento de su obtención, siendo éstos medidos contablemente a su valor neto de realización por aplicación de las pautas contenidas en la sección 7 de esta resolución técnica, serán expuestos como resultado por valuación de bienes de cambio a su valor neto de realización (sección B.4 del capítulo IV de la Resolución Técnica N° 9), en el renglón correspondiente del estado de resultados. Si los productos agropecuarios son medidos a costo de reposición, los resultados serán expuestos como resultados por tenencia. En la información complementaria deberá discriminarse la composición de estos resultados en función de la naturaleza de los productos que le dieron origen.

Si el ente hubiere utilizado un método de depreciación diferente al que establece como preferible la sección 7.2.3 de esta resolución técnica, deberá exponer en la información complementaria dicha situación, acompañada de la descripción del criterio alternativo utilizado como base para el cálculo de las depreciaciones.


ANEXO I

Diferencias con las NIC

1.  Conceptos de las NIC no incluidos en esta Resolución Técnica

a)      Tratamiento de subsidios otorgados por el Gobierno a la producción agropecuaria;

b)      exposición de mediciones no financieras o estimaciones de las mismas relativas a cantidades físicas de activos biológicos al cierre de los estados contables y de la producción obtenida durante el período contable;

c)      exposición de las causas por las que no puede medirse en forma confiable y verificable el valor corriente del activo biológico cuando se utiliza como criterio de medición el costo menos depreciaciones acumuladas;

d)      exposición de la conciliación entre los saldos iniciales y finales de los activos biológicos del ente, con información diferenciada entre aquellos con medición a valor corriente y aquellos valuados a costo menos depreciaciones.

 

2.  Conceptos de esta resolución técnica no incluidos en las NIC

No distingue entre bienes destinados a su venta y bienes destinados a ser utilizados como factor de la producción.

 

3.  Diferencias conceptuales en el tratamiento entre ambas normas

a)      Esta resolución técnica utiliza el concepto de “Costo de reposición” para la medición contable de los bienes utilizados como factor de producción para los que existe mercado en su condición actual, en lugar del concepto de “Valor neto de realización” que utiliza la NIC 41 para todos los activos biológicos, con prescindencia de su destino más probable.

b)      La NIC 41 no contempla la aplicación del valor límite que establece la RT17 en la valuación a V.N.R. de bienes destinados a la venta correspondiente a opciones lanzadas o adquiridas sin cotización.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: